viernes, 21 de agosto de 2015

MILHOJAS DE TRUFA Y NATA CON HELADO DE VAINILLA


Tenía que hacer un postre y mirando por la nevera tenía nata, crema ganache que es maravillosa, hojaldre refrigerado y helado de vainilla del hecho para el melocotón Melba. Así que idee un milhojas crujiente y delicioso que hizo que fuera todo un éxito. Lo bueno es que las preparaciones las tenía.  Solo era cuestión de componer el  puzzle.  Espero os guste.  Normalmente suelo tener siempre algo de hojaldre refrigerado o hecho por mí, algún helado, crema ganache y nata porque nunca se sabe cuando lo vas a necesitar

MILHOJAS DE TRUFA Y NATA CON HELADO DE VAINILLA 
Para las placas de hojaldre
Hojaldre refrigerado
Huevo batido
Un poco de azúcar granillo
Para el helado de vainilla
6 yemas de huevo
250 gr. de azúcar
½ l. de leche
25 gr. de harina o almidón de maíz
un poco de vainilla o azúcar avainillado
1/4 litro de nata líquida
Para la trufa
250 gr. de crema ganache (ver la receta abajo)
250 gr. de nata líquida para montar bien fría o de mix vegetal *
50 gr. de azúcar glas (si se quiere menos dulce no poner azúcar glas)
Para la nata montada 
330 gr. de nata líquida para montar (debe tener al menos un 35% de grasa)
70 gr. de azúcar glas
aroma de vainilla si se desea
Para guarnecer
Adornos  de chocolate blanco y negro.  En este caso he hecho unas rejillas

Preparación del helado: Las yemas se baten con el azúcar, la harina y un poco de la leche, para facilitar el batido. Calentar el resto de la leche y agregar el batido anterior. Sin dejar de remover esperar que espese y haya cocido de forma que no se corte, al añadir un poco de harina no se puede cortar la crema, de forma que cuezan las yemas y queden perfectamente higienizadas. Una vez que tenemos la crema ya hecha. Retirar del fuego, dejar enfriar. Cuando la crema esté fría añadir la nata líquida y mezclar bien .Luego poner en heladora, quien la tenga o en un recipiente de plástico pues queda menos cristalizado y poner en el congelador. Cuando esté a medio helar lo sacamos, lo removemos bien o lo batimos para romper los cristales y volvemos al congelador. Podemos hacer esto otra vez más y dejar hasta que esté helado. 
Para hacer la nata montada En el perol de la batidora poner la nata bien fría, colocar el accesorio de varillas y comenzar a batir a marcha lenta.  Dejar unos minutos y poner la marcha más rápida, cuando esté a medio montar ir añadiendo el azúcar y si se desea aroma de vainilla.  Dejar que termine de montar y ya está lista para su uso. Guardar en frío
Preparación de la trufa Montar la crema ganache con la nata bien fría y cuando esté casi montada añadir el azúcar glas, si se desea y si se quiere menos dulce no se pone. Terminar de montar con cuidado de que no se corte y colocar en manga pastelera con boquilla rizada gruesa.  Reservar en la nevera
Para hacer el hojaldre.  Cortar el hojaldre a la medida que se desee.  Para 6 personas necesitaremos 18 plaquitas.  Untar con huevo.  Colocar en la bandeja de horno y poner encima  un papel de horno. Poner otra bandeja (así no suben) y hornear a 190º C durante 20 minutos más o menos.  Pasado este tiempo,retirar la bandeja y el papel.  Salpicar con un poco de azúcar y dejar otros 5-10 minutos.  Entonces sacar del horno y dejar enfriar sobre rejilla. Una vez frías las placas de hojaldre montar los milhojas con una capa de rosetas de trufa y luego una de roseas de nata.  Cubrir con la tercera placa de hojaldre, colocar en platos y servir con el helado de vainilla.  decorar el gusto con los dos tipòs de chocolate



CREMA GANACHE
Ingredientes para 1 kilo de crema
300 gr. de cobertura con leche
200 gr. de cobertura negra
500 gr. de nata líquida para montar
1 cucharada de glucosa (opcional)

Preparación: Poner en un bol las dos clases de chocolate un poco troceado.  Reservar.  En un cazo calentar la nata con la glucosa (si se emplea) y llevar a ebullición. Una vez que la nata está hirviendo mantener el hervor un minuto.  Retirar del fuego y verter sobre el chocolate.  Trabajar un rato con varillas hasta que la mezcla esté bien homogeneizada.  Dejar reposar en la nevera 24 horas para que madure. 

A partir de este momento esta lista para emplear como relleno de tartas (también las de fondant), pasteles, tartaletas, adorno de cupcakes, base de la trufa cocida y muchas cosas más.  Se conserva muy bien durante unos cuantos días en la nevera y se puede congelar.  Todo son ventajas y sobre todo lo rica que está


4 comentarios:

Montse Alonso dijo...

se me hace la boca agua, con eso lo digo todo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Neus dijo...

Es que es una receta estupenda
en casa la hacemos de vez en cuando y es que está taaan rica
un beesito

Olga Riofrio dijo...

Que delicia de postre.
Saludos
Olguis

Las Recetas de Manans dijo...

Se me van los ojos tras este postre...