miércoles, 4 de marzo de 2015

SACHER SIGLO XXI O SACHER AL PLATO

Hoy os presento una nueva forma de degustar la tarta Sacher.  Convertida en uno de los llamados postres de restaurante.  Mismos ingredientes, pero una forma totalmente distinta de presentarlos.  Yo sigo haciendo el mismo bizcocho porque es el que mas me gusta.  en lugar de mermelada, la gelatina de albaricoque y el glaseado se sustituye por el cremoso. Yo lo hago muy similar a la ganache y luego lo monto.  He probado alguna otra receta y no me ha quedado bien, así que sigo con lo que sé que siempre resulta.  Deseo os guste. 








SACHER SIGLO XXI O SACHER AL PLATO 
Ingredientes: (para 6-8 raciones)
Para el bizcocho:                              
6 huevos                                           
150 gr. de cobertura negra
65 gr. de harina                                 
150 gr. de mantequilla                                              
150 gr. de azúcar                              
65 gr. de almendras molidas            
8 gr. de impulsor
un pellizco de canela molida
Para la gelatina de albaricoque
500 gr de puré de albaricoque
125 gr. de azúcar
4 hojas y 1/2  de gelatina.
Cremoso de chocolate
250 gr de nata líquida para montar
100 gr.  de leche 
125 gr. de azúcar
200 gr de cobertura negra

Para hacer el bizcocho: se bate la mantequilla con el azúcar hasta que esté espumosa, entonces se agregan las yemas de los huevos y se bate de nuevo.  Seguidamente se  agrega el chocolate fundido y luego la harina tamizada mezclada la almendra molida, la canela y el impulsor.  Por último se añaden con cuidado las claras montadas a punto de nieve con un pellizco de sal.  Esta preparación se pone en un molde cuadrado o rectangular debidamente engrasado y enharinado.  Cocer en el horno a 180º C durante unos 20 minutos o hasta que al pinchar con un palito, salga limpio.  Dejar enfriar el bizcocho 
Para hacer la gelatina de albaricoque: Remojar las hojas de gelatina en agua fría para hidratarlas y calentar una tercera parte del puré con el azúcar.  en este puré bien caliente diluir las hojas de gelatina cuando estén bien hidratadas.  Mezclar con el resto del puré y reservar a temperatura ambiente. Cuando el bizcocho esté frío verter sobre el la gelatina y llevar a la nevera para que solidifique 
Para hacer el cremoso de chocolate. Hervir la nata, la leche y el azúcar y seguidamente verter sobre la cobertura troceada.  Dejar reposar  en frío hasta el día sguiente y luego montar con varillas. Reservar en frío.
Montaje
Cortar un rectángulo de bizcocho con gelatina de albaricoque de más o menos 2 x 10 cm. Colocar quenellas de cremoso de chocolate encima del bizcocho con albaricoque, yo lo he hecho con manga pastelera con la que se hace el Saint-Honoré . Salsear con puré de frambuesas y si se quiere acompañar de helado y decorar con unos detalles de chocolate al gusto.



2 comentarios:

Montse Alonso dijo...

Qué presentación mas bonita, además de rico¡¡¡¡¡¡¡¡

The Wandering Pit dijo...

Tiene una pinta exisita...y la presentación de diez!