martes, 10 de marzo de 2015

CARROT CAKE O TARTA DE ZANAHORIA Y ALMENDRA APTA PARA CELÍACOS

Hace mucho tiempo que no hacía tarta de zanahoria y de nuevo la he hecho variando la presntación  y con una crema o frosting de queso que queda ideal.  Una tarta muy rica, con las zanahorias ralladas en crudo.  Yo antes la hacía con la zanahoria cocida,  pero esta estupenda, elegante y  nada empalagosa.  Una delicia para compartir a media tarde con un buen café o té y lo mejor es que, empleando la levadura química adecuada, es apta para celíacos 







CARROT CAKE O TARTA DE ZANAHORIA Y ALMENDRA
Ingredientes para 6 personas: 
Para el bizcocho 
6 huevos        
300 gr. de azúcar
300 gr. de almendra molida              
300 gr. de zanahoria rallada
75 gr. de almidón de maíz (Maizena)           
un poco de canela en polvo
un poco de jengibre en polvo           
12 gr. de impulsor o levadura química por ejemplo Royal
un pellizco de sal                              
½ dl. de licor de melocotón o de ron
el zumo de medio limón
Para la crema o frosting de queso:
250 gr. queso de untar a temperatura ambiente
350 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
300 gr. de azúcar glas
1 cucharadita de azúcar avainillado

Preparación:  Montar las yemas con el azúcar, el zumo y la corteza de limón.   Luego retirar y añadir las zanahorias cocidas y reducidas a puré  y las almendras molidas.  Una vez bien incorporado todo agregar el almidón de maíz mezclado con el impulsor  y las especias.  Una vez que esta todo bien mezclado montar las claras a punto de nieve y agregarlas suavemente para que no pierdan su volumen.  Engrasar y enharinar un molde redondo o alargado, según se prefiera, llenar con la mezcla dejando un poco de espacio y cocer en el horno a 180º C durante unos 40 minutos o hasta que al pinchar con una aguja, ésta salga limpia.  Dejar enfriar sobre rejilla y mientras se enfría el bizcochos hacer la crema de queso. Para ello batir durante 1 minuto todos los ingredientes excepto el azúcar glas. Ir añadiendo el azúcar poco a poco hasta que esté bien incorporado. Cuando esté frío el bizcocho partir en dos o tres discos, emborrachar con un ponche al gusto, si se quiere y rellenar con crema de queso.    Cubrir toda la tarta con crema de queso, alisar bien y adornar al gusto.


3 comentarios:

Mi ratito del café dijo...

No sé qué tiene esta tarta que enamora, y la tuya hace el mismo efecto, porque bonita te ha quedado un rato, y luego de sabor seguro que tiene que estar bien rica, juzgando por ese corte. Me apunto a tomarme un buen trozo con mi café ;)

amelia alves dijo...

Soy Amelia,ha quedado estupenda la tarta y muy rica te lo puedo asegurar.

Isabel Hernando dijo...

Qué rica, Pilar.
Gracias