martes, 27 de enero de 2015

DESAFÍO DARING BAKER'S ENERO : TARTA ESTERHÁZY

For the month of January Jelena from A Kingdom for a Cake invited us to start this year with a dreamy celebration cake. She challenged us to make the Esterhazy cake a.k.a the Hungarian dream. What better way to start the year than with a sweet dream?




















 






 Como todos los meses he presentado en inglés el desafío de enero de Daring Baker's. Se trata de la tarta Esterházy, creada originalmente por los pasteleros de Budapest a principios del siglo 20.  Lleva el nombre de un diplomático de aquellos años Paul III. Anton Esterházy. Es una tarta compuesta de una dacquoise de almendra (bizcocho de claras de huevo, azúcar y claras a partes iguales) y crema muselina (mantequilla + crema pastelera)
Esta tarta originaria como he dicho de Hungría, pronto se hizo un sitio en las pastelerías y cafés de la capital austriaca, Viena. 
Buenísima, suave, dulce y un poco laboriosa. Dependiendo de cómo se elabore la crema pastelera, se convierte en un delicado postre para todos aquellos que necesitan una dieta sin gluten.   Deseo os guste 

TARTA ESTERHÁZY
Ingredientes:
Para la dacquoise o bizcocho
250 gr. de claras de huevo.
250 gr. de almendra molida
250 gr. de azúcar glas
un pellizco de crémor tártaro. o unas gotas de limón o de vinagre  (opcional)
Para el relleno:
6 yemas de huevo.
4 dl. de leche.
40 gr. de harina o almidón de maiz (Maizena).
200 gr. de mantequilla.
200 gr. de azúcar.
10 gr. de azúcar vainillado.
Para la cobertura y adorno:
150 gr. de azúcar glas.
1 cucharada sopera de agua
25 gr. de mantequilla fundida caliente
40 gr. de chocolate negro.
crocanti de almendra o almendra laminada tostada


Preparación:  Batir las claras con el crémor tártaro o el ácido elegido, cuando estén casi montadas ir añadiendo el azúcar glas en tres veces. Separar 1/4 parte de las claras montadas y mezclar bien con la almendra molida. A continuación incorporar el resto de las claras a la mezcla de almendras con movimientos envolventes. Sobre un papel de horno dibujar unos círculos,  necesitaremos 4 ó 5 placas de bizcocho, yo he puesto cuatro y escudillar la masa del bizcocho con una manga pastelera.  Cocer a 180º entre 12-15 minutos; hasta que los bizcochos estén ligeramente dorados. Retirar del horno y reservar.  Será preciso hacerlo en dos veces.
Para hacer el relleno: Batir las yemas con el azúcar, la harina y una tercera parte de la leche.  Calentar el resto de la leche hasta que hierva, retiramos del fuego, colamos y se la añadimos a la mezcla anterior. Poner el cazo a fuego suave sin dejar de remover hasta que haya cocido bien y espese.  Retirar del fuego y con la batidora de varillas batir bien hasta que la crema tenga un aspecto uniforme y dejar enfriar.  Cuando esté templada ir añadiendo la mantequilla en  daditos, mezclando muy bien con las varillas.  Dejar enfriar totalmente y poner en manga pastelera.. 
Montaje de la tarta:
En la bandeja donde la vayamos a servir colocar la primera base de bizcocho; extender sobre ella una capa de crema; luego otra de bizcocho, otra de crema, otra de bizcocho, otra de crema y terminar con una capa de bizcocho  (Yo la he hecho con cuatro de bizcocho y tres de crema.)   Ahora cubrir con una fina capa de crema los laterales de la tarta y adherir el crocanti o las almendras laminadas tostadas.  Una vez hecho esto dejar en la nevera
Preparar  el glaseado mezclando el azúcar glas con la cucharada de agua y la mantequilla fundida caliente.  Trabajar bien y  si queda demasiado espeso, añadir una pizca más de agua.  Cubrir la superficie de la tarta con el glaseado y seguidamente para que no se seque poner el chocolate fundido en un cucurucho de papel o cornete y dibujar círculos concéntricos de chocolate. Con ayuda de un palillo trazar líneas desde el centro hasta el borde exterior; en direcciones opuestas para ir formando una red. Una vez decorada la tarta dejar en la nevera hasta el momento de servir 



5 comentarios:

Montse Alonso dijo...

Te quedó preciosa, menudas manos tienes¡¡¡¡¡¡¡

Pilar dijo...

¡Ay Tarta qué sorpresa la tarta Esterházy!, iría a Austria sólo por poderla comer y ahora va y tu nos pones la receta. Es el pastel que más me gusta de los que he probado, cambio la tarta Sacher de Viena por esta delicia, de acuerdo que es para los que les gusta mucho el dulce, pero... bueno yo debo estar dentro de esta categoría. Cuando voy a Austria, país que adoro, suelo entrar en una de sus conditorei y cenarme con este pastel, lo adoro.
Te ha quedado perfecta y con una presentación deliciosa. Dices que es laboriosa y aunque se que no me va a quedar como a ti la probaré, no puedo resistirme. No sabía que era una tarta de origen húngaro, bueno ya he aprendido una cosa más. Gracias. Un beso

Emma Fc dijo...

QUE PINTAZA... ME ENCANTA
Quiero probar a hacerla jaja
Me encanta tu blog. Yo acabo de crear el mio hoy mismo. Haber que tal me va...

Tracey dijo...

Que pinta más rico que tiene! Seguro que es riquissima!Estoy haciendo unos platos de Aragon para mi blog y me gustaría hacer rejanes pero necesito una ayuda! Tengo dos recetas y he buscado en Internet pero ninguna receta dice q cantidad de harina necesitas añadir(como está hecho con harina de almendras supongo que es muy poquito...quizas sólo una cucharada o algo) Como nunca la ha probado no sé que textura tiene que tener..entonce no sé cuanto harina a añadir! Si me puedes ayudar, sería muy agredecida!

Judith Franco dijo...

Nunca oì hablar de esra tarta.magnifuca.y un montón de fotos de paso a paso.felicidades!