sábado, 2 de julio de 2011

Crema de yogur y albaricoque con coulis de fresa






Como os decía en la anterior entrada dedicada al desafío de Daring Bakers con un contundente Baklava, esta época es más apropiada para postres más ligeros, más refrescantes y menos costosos de hacer. Pero bueno la verdad es que una vez que te pones a hacer las cosas no cuestan tanto y si cuestan ya se sabe lo que dice el refrán: "Sarna a gusto...". De todos modos voy a dar paso hoy a un postre más fresquito que lo puse como pequeño postre en una cena de picoteo y es que ahora está muy de moda dar estas pequeñas raciones dulces o saladas en pequeños recipientes. La verdad es que queda muy bien, pero se puede poner de otra forma, también en vasos grandecits y chatos llamados verrines o en copas o boles. Cada uno como quiera. Lo cierto es que son postres sencillos, sanos pero muy divertidos y agradables de tomar y además nos ocupan menos tiempo en la cocina y sin necesidad de encender el horno, que realmente algunos días es insoportable. A disfrutar del postre y del buen tiempo. Besos mil para todos.




CREMA DE YOGUR Y ALBARICOQUE CON COULIS DE FRESA


Ingredientes para 6 personas:
Para la crema de yogur y albaricoque
500 gr. de albaricoques maduros y lavados
175 gr. de azúcar (según se quiera más o menos dulce)
250 gr de nata de cocina de textura espesa bien fría
2 dl. de leche
4 yogures estilo griego
Para el coulis o salsa de fresas
300 gr. de fresas maduras lavadas y bien secas
75-100 gr. de azúcar, (depende de la acidez de las fresas)
Unas gotas de zumo de limón

Preparación: Reducir a puré los albaricoques y si es preciso pasas por un chino o colador para que quede más fino. Calentar la leche en el microondas y diluir en ella el azúcar. Poner en un bol el puré de albaricoques, los yogures y la leche cuando ya esté fresca. Mezclar bien con varillas. Añadir la nata liquida de textura espesa bien fría y mezclar con cuidado para que no pierda el volumen que adquiere con la nata. Dejar reposar en la nevera unas cuantas horas. Para hacer el coulis de fresas, triturar las fresas con el azúcar y las gotas de zumo de limón y pasar por un colador o chino para quitar las papitas. Poner en un biberón y dejar en la nevera. Cuando se desee montar el postre, repartir la crema de yogur y albaricoques en los recipientes deseados, añadir un poquito de coulis o salsa de fresas y servir. Se puede dejar preparado con antelación y en la nevera para que esté bien fresquito. Se pueden hacer otras combinaciones empleando otras frutas.

Las cantidades de azúcar se pueden modificar según el gusto e incluso se puede hacer con edulcorantes artificiales, aunque no queda igual, pero también está delicioso.















5 comentarios:

Lorelai dijo...

¡Qué bueno! A mí dame cinco por lo menos, que me los como enteritos.

Besos

dulce dijo...

realmente deliciosos, besos

Ely dijo...

Me encantó este blog, felicidades.
Me animé a intentar preparar algunas recetas.

*Eva* dijo...

una crema de yogur exquisita!

asj dijo...

Hombre, más ligero que la baklava sí que es pero igualmente rico ehh! además, leyendo la receta muy facilita de hacer, me llevo uno!

besos