sábado, 15 de marzo de 2008

Vuelta al pueblo y magdalenas

Después de haberme pasado un buen rato dando forma a muchas de mis fotos, para que se vean todas juntas con un bonito y alegre, creo yo, diseño, he decidido que esta tarde que muchos váis de vacaciones a los pueblos donde habéis nacido o donde tenéis a gran parte de la familia, pueblos donde muchos hemos pasado alegres y divertidas vacaciones de Semana Santa, de verano o de Navidad y hemos disfrutado de todo lo que la ciudad dejaba de ofrecernos, libertad, aire libre, campos, montes, ríos, arroyos, jornadas de pesca, paseos, recoger fruta, setas o caracoles, no oír más que el canto del gallo por las mañanas y los tractores que se van a la faena diaria, bajar a por la leche cuando venía la lechera, hacer quesitos en cestas de mimbre y participar en esta época de Semana Santa en muchas de sus tradiciones religiosas. Por todo ello qué mejor que unas sencillas magdalenas, que no hay pueblo de España que no las tenga en su recetario tradicional. Yo aquí dejo las mías que por cierto tradición es en el pueblo de mi madre tomar cualquier dulce en estos días con limonada (vino tinto, azúcar, agua, corteza de limón y canela).

MAGDALENAS
Ingredientes: (para 30 piezas más o menos)
350 gr. de harina
300 gr. de azúcar
6 huevos de los de 65 gr.
2 dl. de aceite de oliva de 0,4º
10 gr. de levadura química o impulsor (Royal, por ejemplo)
un poco de azúcar avainillado
corteza de limón rallada

Preparación: En un cuenco grande se baten con las varillas los huevos con el azúcar hasta que estén bien espumosos (5 a 8 minutos), seguidamente incorporar el aceite con un chorrito fino y sin dejar de batir. Una vez añadido, agregar el azúcar avainillado y la corteza de limón. Luego se añade la harina tamizada mezclada con la levadura química o impulsor, se mezcla todo bien y se va poniendo en los papeles de magdalena, hasta un poco más de la mitad, se salpican con un poco de azúcar y se hornean a 180-200º, hasta que estén subidas y doradas, unos 15 minutos más o menos, pero eso depende de los hornos. Una vez hechas se dejan enfriar antes de consumir y están más ricas al día siguiente.

1 comentario:

Gloria dijo...

Estas magdalenas se ven estupendas, mi abuelita hacìa muchas magdalenas (era de Asturias) y le quedaban deliciosas, voy a probar esta receta.Gloria