lunes, 18 de febrero de 2008

Llueve, melancolía y la tarta preferida de Javier


Hoy llueve, hace tanto que no llovía que viene muy, muy bien, pero la lluvia trae melancolía y me da por pensar y, sobre todo, pienso en mi pequeño Javier. Hoy no podrá pisar los charcos, como les gusta hacer a la mayor parte de los niños de 6 años. Cierta tristeza me invade el alma y no puedo dejar de pensar en él. A pesar de que tengo mucho trabajo, que requiere toda mi atención, mi pensamiento se desvía y me hace volver a sus preciosos ojos negros, alguna vez llenos de tristeza y a su eterna pregunta ¿cuándo podré andar?... No quiero dejaros tristes, pero sí invitaros a que visitéis, cuando paséis por mi blog, la página de Fundame (Fundación para la Atrofia Muscular Espinal). Sólo es hacer un clic y ya está. Aquí mismo tenéis el enlace. Sí, sí donde pone sitios amigos, allí está. Ahora para mitigar un poco la tristeza, melancolía o morriña de este día gris os dejo una receta, la tarta preferida de Javier. Le encanta el chocolate y es un niño muy, muy especial. Desde aquí muchos besitos



TARTA DE CHOCOLATE Y NATA
Ingredientes para 6-8 personas:
Para el bizcocho:
6 huevos
100 gr. de azúcar
100 gr. de harina

Para el relleno:
½ litro de nata líquida para montar
150 gr. de azúcar glas o lustre

Para el glaseado:
300 gr. de chocolate negro
100 gr. de mantequilla
2 dl. de nata líquida

Preparación: Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta que tengan punto de relieve. Montar las claras a punto de nieve y añadir el resto del azúcar. Mezclar con cuidado ambas preparaciones; seguidamente agregar la harina tamizada poco a poco. Llenar con esta masa una placa de horno forrada con papel engrasado y cocer a 180º C durante 10-15 minutos. Una vez hecho dejar enfriar y cortar con un molde de la forma que se desee. Deben salir dos partes una para la base y otra para la superficie. Dependerá del tamaño del molde el que quizás haya que hacer dos bases de bizcocho. Montar la nata con el azúcar glas hasta que esté firme, y poner sobre una de las superficies del bizcocho, tapar con la otra y dejar reposar en la nevera. Mientras tanto hacer el glaseado de chocolate, poniendo en un cazo la mantequilla, la nata y el chocolate. Dejar a fuego suave hasta que el conjunto esté fundido y brillante. Una vez hecho dejar enfriar un poco. Poner la tarta sobre una rejilla, verter el glaseado y dejar en frío hasta que solidifique. Retirar de la rejilla, colocar en bandeja con blonda y adornar al gusto, utilizando mazapán coloreado, perlas de azúcar...etc

2 comentarios:

Caminarsingluten dijo...

Esperamos que tu hijo Javier haya disfrutado con su tarta preferida y a tí te deseamos todo lo mejor para superar esos días de tristeza.

Saludos y mucho ánimo

Ana y Víctor.

tartasacher dijo...

Hola Tartasacher; soy yo la de los enlaces, es decir tartasacher. Voy a probar en esta antigua entrada los enlaces de los helados para participar en el evento de Joy antes de meter la pata.

Helados de crema

Helado de albaricoque

Banana split


Helado de vainilla, fresa y chocolate


Helado de dulce de leche

Copa Mil Postres