lunes, 29 de enero de 2018

RUFFLE MILK PIE (TARTA RIZADA DE LECHE)

Después de la receta un tanto laboriosa de las trenzas, aún pondré alguna más, hoy os presento esta sencilla y resultona tarta.  tanto a nivel visual,  como gustativo, como de ingredientes.  Se puede emplear tanto pasta filo como pasta brick.  Yo he empleado la filo de Mercadona y me ha dado muy buen resultado.  Incluso después de tenerla congelada, porque había comprado en Nabidady no la empleé toda.  Espero os guste. 













RUFFLE MILK PIE (TARTA RIZADA DE LECHE)
Ingredientes: para un molde de 18-20 cm)
1 paquete de pasta filo (9 hojas )
100 gr. de mantequilla
300 gr. de leche 
100 gr.. de nata de la de montar (por su contenido en grasa)
160 gr. de azúcar
1 palito de canela
Corteza de limón sin nada de parte blanca
200 gr. de huevo (3 ó 4, según tamaño)
Azúcar glas y canela molida (opcional) para decorar 

Preparación Engrasar el molde a emplear con u poco de mantequilla o con spray desmoldante , forrar con papel de hornear y volver a engrasar. Reservar.  Fundir la mantequilla y pincelar con cuidado y rapidez la hojas de pasta filos, de una en una.  Estas hojas son muy frágiles y delicadas, por eso es preciso tratarlas con cuidado.  Cuando están engrasadas, plegar en forma de acordeón y enrollar en espiral, formando una "rosa" que se coloca en el centro del molde preparado. Hacer igual con el resto de las hojas de masa filo, y  colocar en el molde,  bien formado una gran espiral, o formando pequeños rosetones. Yo lo he hecho de las dos formas porque, evidentemente he hecho varias tartas. Espolvorear con un poco de canela y azúcar glas, poco y sise desea,   y hornear a 180º durante unos 25 minutos, o hasta que están doradas y crujientes.  Mientras tanto, preparar la crema de leche: poner la la leche, la nata,60 gr. de azúcar, un palito de canela y la corteza de limón. Llevar a ebullición y dejar infusionar, para que se impregne bien de los aromas de canela y limón. Dejar entibiar y colar. En un bol batir los huevos con los 100 gr. de azúcar restante, añadir la infusión de leche y nata y mezclar bien. Hay que hacerlo cuando se ha enfriado, para evitar que se corte el huevo. Sacar el molde del horno con la pasta filo bien cocida y verter sobre ella la crema de leche y volver a hornear a 180º durante 30 minutos. Pasado este tiempo, sacar del horno, dejar enfriar, desmoldar y espolvorear generosamente con azúcar glas y canela ésta última es opcional, eso depende de los gustos. 

1 comentario:

Montse Alonso dijo...

La tengo en pendiente de hacer, te quedó muy bien.