miércoles, 5 de marzo de 2008

¡Vaya día!: Delicias fundidas de chocolate


¡Vaya día!: casi tengo que ir agarrándome por la calle a cada farola, papelera o semáforo, para evitar que las ráfagas de viento frío, casi helador, me tirasen al suelo. Para colmo se ha ido varias veces la luz y he ido perdiendo datos del ordenador, además del bizcocho que tenía en el horno, que casi no llega a subir con tanto ir y venir de la corriente eléctrica. Por lo tanto he decidido que hoy toca una sobredosis de chocolate para animar un poco cabeza y corazón.


DELICIAS FUNDIDAS DE CHOCOLATE
Ingredientes para 6 personas:
250 gr. de cobertura (chocolate) con leche
250 gr. de cobertura (chocolate) negra
100 gr. de nata líquida
170 gr. de mantequilla
3 hojas de gelatina
Harina
Huevo batido
Pan rallado o granillo de almendra
Aceite de girasol

Preparación: Para hacer la pasta, fundir las dos clases de cobertura o chocolate con la mantequilla. Calentar ligeramente la nata y añadir la gelatina previamente remojada en agua fría durante al menos 10 minutos. Mezclar las dos preparaciones y dejar en una fuente o bandeja debiendo quedar con un espesor de no más de 2 cm. Dejar enfriar por completo. Entonces hacer piezas de bonita forma, quedan muy bien y se aprovechan mejor, si se hacen en triángulos. Pasar primero por harina,luego por huevo y finalmente por pan rallado, migas de bizcocho o almendra en granillo. Luego freír las piezas a 180º C con aceite limpio de girasol. Freír de pocas en pocas y rápidamente, lo que es vuelta y vuelta. El aceite debe estar siempre caliente para que no se deshagan en la sartén. Una vez hechas emplatar al gusto y servir calientes que es la gracia de este postre, ya que quedan líquidas por dentro.


Con este postre pasa como con las croquetas, se puede hacer cantidad, congelar y sacar cuando se precise. Así tendremos un postre de chocolate listo para cualquier ocasión o imprevisto.