viernes, 7 de marzo de 2008

Crepes.


Hoy, en esta tarde fría y desapacible en la que el aire sopla y sopla sin cesar, una tarde además triste y en la que es, creo yo, necesario hacer alguna pequeña reflexión sobre la vida y los valores humanos, una tarde que encara un fin de semana algo complicado en muchos sentidos, qué mejor que tomar de la mano a nuestros hijos y enseñarles a hacer una sencilla, pero muy agradecida preparación, los crepes, de origen francés, pero muy parecidos a las filloas gallegas, los frixuelos asturianos y otras preparaciones de muy similar elaboración.
En algunos países de América del Sur les llaman panqueques


CREPES
Ingredientes para 6-8 personas:
250 gr. de harina
6 huevos
4 dl. de leche
100 gr. de mantequilla
50 gr. de azúcar
3 cucharadas soperas de brandy
una pizca de sal

Preparación: Fundir la mantequilla y reservar. Batir los huevos con la harina, la leche, la sal, el azúcar y el brandy. Cuando esté bien batido agregar la mantequilla fundida y volver a batir. Dejar reposar en la nevera media hora. Una vez pasado el tiempo de reposo, engrasar ligeramente una sartén para crepes e ir echando cacillos de la masa para ir formando los crepes. Conforme se van haciendo los crepes guardarlos entre dos platos para que no se sequen. Una vez hechos se pueden rellenar de lo que se desee y acompañar de mil y una formas. Esta es sólo la masa básica para hacerlos, luego una vez hechos ya está nuestra imaginación para darles los toques más personasles y especiales que deseemos, pero lo primero es saber cómo se hacen. Son muy agradecidos y con una pequeña ayuda, sobre todo por el fuego, los más pequeños podrán poner en marcha su imaginación y sus primeras experiencias culinarias.

1 comentario:

Gloria dijo...

Sache torte efectivamente les llamamos panqueques, yo hice hace un tiempo un post de una torta de panqueques quizàs deberìa ponerle crepes para que todo el mundo entienda, estos se ven apetitosos.xxGloria