lunes, 30 de octubre de 2017

PAN DE MUERTO (TRADICIÓN DE MÉXICO)

Como es habitual en estas fechas se comen muchísimos dulces.  Unos provenientes de nuestra tradición como huesos de santo, panellets o buñuelos de viento, otros importados de la fiesta de norteamericana de Halloween  como los cupcakes, las galletas decoradas o  la tarta de calabaza y otros de las tradiciones de otros países que celebran también como nosotros el día de Todos los Santos y de los difuntos.  Pues bien  para este año me he decidido por probar el pan de muerto de México que con tanta tradición celebra este día.  No es un pan como tal, es un exquisito brioche que se suele acompañar de chocolate en taza. Deseo os guste

 












PAN DE MUERTO
Ingredientes
Para la masa
250 gr. de harina floja
250 gr. de harina fuerte
150 gr. de huevo (3 huevos)
150 gr. de azúcar granillo (la normal)
40 gr. de levadura fresca
175 gr. de margarina 
75 gr. de leche
ralladura de limón
1/2 cucharadita de agua de azahar
3-4 gr. de sal
un poco de aceite de oliva para manejar la masa 
Para finalizar el pan de muerto
35 gr. de mantequilla fundida
50 gr. de azúcar granillo

Preparación: En un bol poner las dos clases de harina, la levadura fresca desmenuzada, los huevos, el azúcar, el agua de azahar y la ralladura de limón.  Amasar durante un rato y agregar seguidamente la sal. Volver a amasar y  luego ir amasando mientras vamos añadiendo la margarina en pedacitos y a temperatura ambiente.  Debemos amasar unos 20 minutos.  Este proceso lo podemos hacer tanto a mano como a máquina.  Una vez incorporada toda la margarina y bien amasada la masa la ponemos en un bol, tapamos bien y dejar reposar a temperatura ambiente durante 1 hora o hasta el día siguiente en la nevera.^Pasado el tiempo de reposo, retirar una tercera parte de la masa y con el resto formar una bola: Forrar una bandeja de horno con papel y untar con un poco de aceite de oliva.   Colocar la bola de masa sobre la bandeja enaceitada.  Dividir el trozo reservado en nueve partes y de esas nueve partes formar 5 bolas y 4 tiras.  Colocar una de las bolas encima de la bola grande; las tiras ponerlas en forma de cruz y luego colocar cada una de las cuatro bolas en el borde del pan, entre las aspas de la cruz.  Dejar fermentar el pan de muerto en un lugar cálido y húmedo (fermentadora) durante más o menos media hora. Una vez pasado este tiempo de fermentación cocer en el horno a 185-190º C durante unos 20 minutos.  Los 10 primeros preferiblemente con tiro cerrado, si tenemos un horno con esa opción y luego los restantes con el tiro abierto.  Una vez dorado el pan, sacar del horno, poner sobre rejilla y en caliente pincelar con la mantequilla fundida y salpicar abundantemente con el azúcar granillo.  Dejar enfriar totalmente antes de consumir    

1 comentario:

Montse Alonso dijo...

Estoy haciendo yo uno, a ver si me queda tan bien como a tí.