domingo, 30 de abril de 2017

ROSQUILLAS DE ALCALÁ (GLORIAS)

  1. Hoy os dejo aquí unas deliciosas rosquillas de Alcalá.  Elaboradas a base de hojaldre y luego llevan un baño de yema y otro de glasa.  Son típicas de Alcalá de Henares y en otros lugres les llaman glorias.  Desde luego se merecen el nombre porque saben a gloria. Un poquito laboriosas sí que son pero merece la pena









  2. ROSQUILLAS DE ALCALÁ (GLORIAS)
  3. Ingredientes para unas 20 rosquillas
  4. Para las rosquillas
  5. 1 plancha de hojaldre casero rectangular de 1/2 cm. de grosor 
  6. ó 2 planchas rectangulares de hojaldre comprado refrigerado *
  7. 1 cucharada de mantequilla fundida *
  8. huevo batido
  9. Para el baño de yema
  10. 6 yemas de huevos
  11. 150 gr. de azúcar
  12. 200 gr. de agua
  13. Para el glaseado
  14. 200 gr. de azúcar glas
  15. 50 gr. de agua

Preparación: Si empleamos hojaldre hecho en casa,  siguiendo la receta enlazada, laminamos el hojaldre a 1/2 cm. de grosor.  Con el molde adecuado cortar las rosquillas, pincelar con huevo batido y cocer en el horno a 185-190 º C durante .  Una vez horneadas dejar sobre rejilla.  Mientras se están horneando las rosquillas,  preparar el baño de yema  y para ello ponemos a hervir el agua con el azúcar 3 minutos.  Por otro lado, separaremos las yemas de las claras. Las claras las guardaremos en el congelador, para mejor ocasión, y las yemas las romperemos. El almíbar cuando esté hecho dejar entibiar y seguidamente mezclar con las yemas partidas sin dejar nunca de remover.  Esta mezcla se cuela y se vuelve a poner en el cazo para cocerla. Es muy importante remover para evitar que se pegue en los cantos. Cuando ya tenga la textura deseada, retirar del fuego y dejar que se enfríe un poco.  Cuando las rosquillas y el baño estén templados bañar las rosquillas hasta la mitad y dejar que se seque sobre rejilla. Es mejor dejarlas hasta el día siguiente. Entonces preparar el glaseado con el azúcar glas y el agua, batiendo muy bien con varillas. Mojar las rosquillas ya secas y deja secar de nuevo.  Una ve que la glasa de azúcar esté sequita ya están listas para comer  

* Si empleamos hojaldre comprado refrigerado, colocar las dos láminas una sobre otra, pegando con la mantequilla fundida que habremos pincelado en una de las láminas y proceder con la receta 




2 comentarios:

Nuria ( La Cocina de Capricho) dijo...

Que buenísima pinta !!!! Es que si pudiera, sacaría un par de ellas de la pantalla por que dicen CO- ME - ME !!!

Olga Riofrio dijo...

Que hambre me coneria una ahora mismo.
Saludos:

Olguis