lunes, 13 de marzo de 2017

PASTAS ESPEJO

Unas ricas pastas que os dejo por aquí para desayunar, merendar o tomar una en cualquier momento.  Espero os gusten









PASTAS ESPEJO DE FRAMBUESA
Ingredientes:
500 gr. de harina floja
300 gr. de margarina
225 gr. de azúcar glas                                  
50 gr. de nata líquida
2 yemas                                                        
1 cucharadita de aroma de vainilla
8 gr. de impulsor  
un pellizco de sal                                         
Para el relleno
300 gr de mermelada de frambuesas pasada por un colador para quitar las pepitas 
2 cucharadas de agua
1 hoja de gelatina previamente hidratada

Preparación: Trabajar la mantequilla  con el azúcar glas y añadir las dos yemas de huevo.  Una vez bien integradas añadir la nata líquida y el aroma de vainilla. Mezclar bien y seguidamente agregar la harina mezclada con el impulsor y el pellizco de sal. y amasar a mano o con la pala mezcladora,  hasta que nos resulte una masa manejable que no se pegue.  Entonces dividir la masa en dos o tres partes y colocarla entre dos papeles de horno para poder estirar con rodillo y conseguir un grosor de unos 3-4mm. Dejar reposar en frío hasta que la masa esté consistente y se pueda cortar con molde.  Cortar las pastas  de la forma y tamaño deseado.  En este caso las he hecho en forma de corazón y he cortado en la mitad de ellas el centro con otro molde más pequeño, de forma que la mitad de las pastas nos queden con un hueco en el centro. Cocer en el horno a 185-190ºC hasta que estén ligeramente doradas.   Dejar enfriar sobre rejilla Mientras tanto calentar en un cazo la mitad de la mermelada de frambuesa ya sin pepitas con las dos cucharadas de agua y, cuando esté bien caliente, agregarle la hoja de gelatina ya hidratada.  Retirar del fuego y mezclar con el resto de la mermelada.  Dejar enfriar.   Cuando la mermelada esté tibia, poner en una manga pastelera y poner en cada corazón un poco.  Salpicar con azúcar glas los corazones huecos y colocar sobre los otros.  Dejar secar en rejilla las pastas un día entero antes de consumir. 

Los pequeños corazones los he horneado aparte para hacer unas dobles rellenas de crema de mantequilla que otro día dejaré

1 comentario:

Montse Alonso dijo...

Son unas galletas deliciosas¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡