sábado, 31 de mayo de 2014

SEMIFRÍO DE VAINILLA SOBRE SABLÉE BRETON

Como ya dije en alguna entrada pasada, he estado haciendo bastantes cosas y tengo muchas fotos y recetas que ahora estoy comenzando a poner más a menudo y es que mi antiguo ordenador se rompió definitivamente y ahora estoy usando uno nuevo, que aunque me cuesta, puesto que he cambiado de sistema operativo, ya no me da pereza ponerme delante de él y es que antes hacer una entrada era pasarse media tarde.  

Hoy dejo una rica tarta que es un semifrío de vainilla sobre sablée breton y luego una buena cantidad de frutas frescas.  Las últimas fotos con la tarta ya decorada del todo no me han quedado bien y  he puesto la menos mala de todas ellas que está recortada.

Aprovecho también la entrada para que os animéis a visitar mi blog de cocina que he tenido un poco olvidado, pero lo retomo ganas, Gracias.  La Cocina de Zaira  










SEMIFRÍO DE VAINILLA SOBRE SABLÉE BRETON
Ingredientes  para una base de unos 20 cm. de diámetro:
Para el sablée breton
1 huevo
70 gr. de azúcar
75 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
100 gr.  de harina
10 gr. de levadura química o impulsor
40 gr de almendras molidas
Un pellizco de sal
Para la mouse de vainilla
¼  litro de leche
3 yemas de huevo
150 gr. de azúcar
20 gr. de harina
Una vaina de vainilla  o azúcar avainillado
5 hojas de gelatina
250 gr. de nata semimontada

Preparación: batir el huevo con el azúcar hasta que esté espumoso, como es poca cantidad se puede hacer muy bien a mano.  Entonces añadir la mantequilla y batir de nuevo hasta formar una cremita. Seguidamente añadir la harina mezclada con las almendras molidas, la sal y el impulsor. Mezclar bien y poner el resultado en manga pastelera, no hace falta boquilla.  Abrir la manga y colocar la masa en un aro de unos 20 cm. de diámetro, previamente engrasado y sobre una bandeja con papel de horno. Cocer en el horno a 180-185º C durante 20 minutos.  Una vez dorada la masa, retirar del horno  y dejar sin desmoldar hasta que casi esté frío porque se puede romper  Una vez frío, desmoldar y reservar.  

Calentar la leche, reservando un poco, con la vainilla y el azúcar.  Mientras se calienta la leche batir las yemas con la leche reservada  y  la harina y agregar el batido poco a poco a la leche caliente.  Sin dejar de remover, y a fuego suave, dejar espesar. Separar del fuego, retirar la  vaina de vainilla si se emplea ésta, y añadir las hojas de gelatina previamente remojadas.  Dejar enfriar, pero sin que se cuaje la gelatina y mezclar con la nata semimontada.  También puede emplearse nata de textura espesa bien fría. Poner un aro, un poco más pequeño que el que hemos empleado para hacer el sablée breton, sobre una bandeja forrada con  papel de horno y llenar con la crema.  Dejar solidificar en la nevera y luego dejar en el congelador.  Para montar la tarta, colocar el sablé breton sobre una bandeja ya de servir, poner encima el aro de crema de vainilla y dejar en la nevera hasta que haya cogido la temperatura adecuada para su degustación.  Adornar al gusto con fresas, frambuesas…etc.     


1 comentario:

Olga Riofrio dijo...

Que rico se ve y fresquito para el verano.
Saludos
Olguis.