lunes, 10 de diciembre de 2012

Polvorones de almendra y canela









Un dulce muy navideño y típico de nuestro país se acerca hoy a mi dulce lugar.  Nada más y nada menos que  unos deliciosos y frágiles polvorones de almendra.  Qué sencillos y qué bien quedan.  También he hecho mantecados de canela y ajojonlí, de naranja y mantecados de coco. Quizás aún pruebe alguna cosilla más pero de momento aquí van los polvorones y es que una hace a todo. Igual da que sean galletas decoradas de Navidad,  que me han quedado preciosas como a mis alumnas del último curso, que pan, semifríos, tartas, mazapán, pastas, helados, turrones...

Los cupcakes también quedaron muy bien y los tengo que poner, pero yo creo que en estos días previos a la Navidad hay que hacer sitio a nuestra dulcería más tradicional. Todo tiene cabida, pero quizás ultimamente abusamos un poco de esta loca moda de cookies, cupcakes, cakepops, whoopies, tartas de fondant.

POLVORONES DE ALMENDRA Y CANELA
Ingredientes:
250 gr de harina tostada previamente
75 gr. de almendra molida (tostada o sin tostar) yo la he puesto sin tostar
210 gr. de manteca de cerdo (yo empleo la manteca Ibérica de El Pozo) es la mejor   
3 gr. de bicarbonato
160 gr. de azúcar glas
½ cucharadita de canela en polvo

Preparación: En primer lugar hay que tostar la harina y dejarla enfriar. Trabajar la manteca de cerdo que deberá estar a temperatura anbiente con el azúcar glas. Una vez bien trabajada reservar.  Mezcclar la harina con la almendra molida, el bicarbonato yla canela  y agregarla a la pomada de manteca y azúcar. Amasar hasta conseguir que esté bien unida y formar una bola.  Luego tapar con un paño para dejar que repose una media  hora.    Después del reposo poner la bola entre dos papeles de horno y aplanar hasta dejar de un grosor de un cm. aproximadamente.  Cortar los polvorones con un cortapastas redondo de unos 5 ó 6 cm. de diámetro e ir colocando en bandeja de horno forrada con papel.  Cuando ya tengamos toda la masa cortada cocer en el horno con muy poco suelo (o mejor en según qué hornos) sólo con el de arriba durante 14 minutos. Una vez hechos retirar del horno, espolvorear con azúcar glas y dejar que se enfríen bien para que no se rompan. Luego colocar en platitos o envolver en papel y listos para comer, regalar y decir PAMPLONA

Si la masa no se trabaja fácilmente se  puede añadir un poco más de manteca hasta que el peso de harina y manteca sean iguales

Una de las características de los polvorones es su textura que parece que se desmorona por lo que es normal que cueste un poco unir la masa.

Recetas las hay variadas.  Yo esta la he sacado de Gastronomia y Cia con alguna pequeña modificación.

Están buenísimos.  Nada tienen que ver con los comprados y a mí no me gustan los polvorones, de hecho nunca suelo comprar y a partir de ahora menos porque los haré yo.

6 comentarios:

Mi toque en la cocina dijo...

Tienen una pinta deliciosa y con el toque de canela seguro que me encantan.
Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

Yolanda Modamio Chamarro dijo...

estos si que son caseros!

Cris Mini Món dijo...

No los he hecho nunca, y me has dado ganas de ponerme a ello. Te han quedado muy bien.
Un abrazo.

desdeazucar dijo...

Guau!! Nos llevamos dos, porque tienen una pinta deliciosa!!

Besos desdeazucar

las recetas de ella y el abanico dijo...

Qué gracia me ha hecho esto de PAMPLONA. No lo había oído nunca! Y es que en casa npos los comemos sin decir ni mú! Así , sin perder tiempo, comemos más cantidad!!!! ja.ja...
Te han quedado riquísimos!

marinaacuario81 dijo...

Gracias por la receta!! me la apunto!! besitos