domingo, 23 de septiembre de 2012

AIG 2012 y Tarta Bakewell


¡Cómo se pasa el tiempo! Sin darnos cuenta estamos otra vez inmersos en el AIG (Amigo Invisible Gastronómico) del 2012.  Hace cuatro años que se celebra y yo he participado en los tres anteriores y por supuesto ya me he apuntado para este . 

Como el pasado lo organiza Joana en su maravilloso blog Mis recetas bordadas .  Ahora hay que esperar a conocer a quien hay que debo enviarle el regalo.  ¡Qué ilusión! otra vez a parar , este acontecimiento tan bonito, lleno de suspense, sorpresas, incertidumbre y sobre todo amistad.  En el link de Joana os podéis apuntar.  Todavía hay tiempo, pero cuidado se acaba el día 30 de septiembre.  Así que echad un vistazo y apuntaos.  Seguro que lo pasaremos bien.

El logo de este año, como el de todos los años, es precioso y en esta ocasión lo ha realizado France, la madre de Palmira que nos invita a su blog Come conmigo, el blog de  Palmira.

Ahora para hacer más dulce la espera os recuerdo una receta que a mí me encanta y que es de origen británico, la tarta Bakewell.  Es una de esas tartas que sirven de fondo de armario.  Yo siempre tengo una congelada.  Me pasa como con la tarta de Santiago, congelan muy bien y te hacen quedar muy bien sobre todo si se presenta algún imprevisto.  La que tengo ahora lleva confitura de cerezas negras en el fondo.  Realmente rica












 
TARTA BAKEWELL
Ingredientes para 6 personas:
Para la masa:
220 gr. de harina floja (la normal)
110 gr. de mantequilla
50 gr. de azúcar
3 gr. de sal
un poco de azúcar avainillado
2 yemas de huevo o si se quiere 1 huevo entero
Para la crema frangipane o franchipán
125 gr. de mantequilla
125 gr. de azúcar
3 huevos
125 gr. de almendras molidas
un poco de aroma de almendras o de vainilla o azúcar avainillado
30 gr. de harina floja (la normal)
Para el relleno y adorno:

350 gr. de confitura de cerezas negras.
100 gr. de almendras laminadas
un poco de azúcar granillo (la normal)

Preparación: Poner en un bol la harina y hacer un hueco. Poner allí el azúcar, la sal, las yemas de los huevos o el huevo entero, según prefiramos, el aroma de vainilla o azúcar avainillado y la mantequilla cortada en trocitos. Amasar unos minutos, lo justo para formar una bola y que no se engrase la masa. Una vez hecha, envolver en papel film y dejar reposar en la nevera media hora. Mientras tanto engrasar y enharinar un molde redondo. Una vez pasado el tiempo de reposo de la masa quebrada dulce, estirar con un rodillo sobre una superficie enharinada y luego forrar el molde. Tapar bien con papel film y dejar reposar en el congelador al menos media hora, así no se bajan los bordes al cocer. Yo lo hago de un día para otro. Para hacer la crema franchipán o frangipane, batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. Luego ir añadiendo los huevos uno a uno, de manera que hasta que no esté bien incorporado uno, no se agrega el otro. Yo lo he hecho con la pala mezcladora de la batidora y ha quedado muy bien. Luego añadir las almendras mezcladas con la harina y el azúcar avainillado. Batir hasta que esté todo mezclado y reservar. Si se desea se puede emplear esencia de almendras y se añaden unas gotitas al batido de mantequilla. También la masa quebrada puede aromatizarse con un poco de esencia o aroma de almendras. Sacar el molde del congelador y poner toda la supericie cubierta con confitura de cereza negra, 350 gramos. Luego poner la crema frangipane o franchipán y finalizar con las almendras laminadas y un poco de azúcar granillo. Cocer en el horno a 185º C hasta que al pinchar con una aguja, salga limpia. Retirar del horno, esperar unos momentos, desmoldar y dejar enfriar totalmente sobre rejilla antes de consumir.


2 comentarios:

Cris Mini Món dijo...

Que rica esta tarta, no la conocía, te ha quedado genial.
Un abrazo

Tracey dijo...

Yummmmmmmmmm! Me encanta Bakewell Tart! He hecho una vez Almond Slices que es muy parecido a Bakewell Tart pero me queda todavía a hacerlo mi-mismo! La tuya tiene un aspecto muy rico!!