martes, 25 de marzo de 2008

Sencillo, pero rico. Tronco de nata


Un postre muy rico y sencillo que puede servirnos de base para otros más complicados como los troncos de Navidad, que ya veremos cuando llegue el momento, si es que sigo en este mundillo para esas fechas. Espero que sí.
Un postre que vale para las personas con intolerancia al gluten ya que la harina se puede sustituir por fécula de patata, sale un bizcocho muy fino, yo lo he probado por una receta que me dio una amiga, para un tronco con crema y yema tostada. Ella hacía el bizcocho de esta forma porque le resultaba más ligero y esponjoso.



TRONCO DE NATA
Ingredientes para 6-8 personas
6-8 huevos *
150-200 gr. de azúcar *
150-200 gr. de harina *
vainilla o corteza rallada de limón o naranja (opcional)
6 dl. de nata líquida para montar
150 gr. de azúcar glas o lustre

Preparación: Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta que tengan punto de relieve y estén muy cremosas y de color amarillo muy claro. (Lo que se denomina blanquear las yemas). Por otro lado montar las claras a punto de nieve y, cuando casi estén montadas, añadir el resto del azúcar. Mezclar con cuidado y movimientos envolventes las dos preparaciones; seguidamente agregar la harina poco a poco e ir incorporándola con suavidad y el aroma elegido. Poner la mezcla alisando bien sobre una bandeja de horno forrada con papel o engrasada y enharinada. Cocer a 180º C durante 10-15 minutos o hasta que al pinchar con una aguja, ésta salga limpia. También se sabe que está hecho, cuando al presionar con un dedo, el bizcocho vuelve a la posición original. Una vez hecho y rápidamente, enrollar con la ayuda del mismo papel o con un paño limpio. Dejar enfriar. Mientras tanto montar la nata que deberá estar bien fría con el azúcar glas o lustre hasta que esté firme, pero teniendo cuidado de que no se corte. Una vez frío el bizcocho, desenrollar con cuidado, rellenar con abundante nata puesta en manga pastelera, pues se hace mucho mejor, volver a enrollar y apretar un poco. Envolver en papel film y dejar reposar un par de horas en la nevera. En el momento de servir salpicar con abundante azúcar glas y listo.

Si se desea se puede pincelar el bizcocho con un poco de almíbar ligero o incluso con un poquito de mermelada de frambuesa o fresa, así también está muy rico y ya que ahora estamos en temporada de fresas por qué no usar un poco de puré natural de fresa sin pepitas y ligeramente endulzado., la cantidad de azúcar para la nata se puede aumentar o disminuir en función de lo dulce que nos guste.

* Las cantidades pueden oscilar, dependiendo de lo grueso que nos guste el bizcocho o del tamaño de la placa de nuestro horno.

Cuidado con el azúcar glas, es mejor hacerla en casa con la Themomix, (los que la tenéis) o con la picadora, algunas llevan antiapelmazantes que pueden contener sustancias no adecuadaspara celíacos, por ejemplo.

Estos bizcochos congelan muy bien, tanto enrollados como en plancha, por lo que no pasa nada si nos sobra o hacemos dos planchas.

2 comentarios:

Gloria dijo...

Que me gustò este tronco de Nata!!!! No te pasa que de repente hay tantas cosas ricas que no se alcanzan a hacer todas???? Pero este lo voy a anotar porque a los niños les encanta Gloria

tartasacher dijo...

Me alegra que te guste. Bien cierto que a los niños les encanta este tronco. La nata yo creo que es el relleno que más les gusta, mucho más que las cremas o las mantequilla, al menos a los míos. Me he puesto a hacer otras cosas y aún no he ido a ver mi tiramisú. Ahora mismito voy. Besos