lunes, 24 de marzo de 2008

Panna cotta tradicional.


Un sencillo pero exquisito y tradicional postre italiano, cuya traducción quiere decir “nata cocida” que está delicioso servido con una salsa o coulis de fresa, de mango, de albaricoque, un salsita de naranja o una de chocolate, toffe o café. Un postre del que podremos ir haciendo diferentes variaciones. Aquí dejo la receta que yo utilizo, pero no quiere decir que sea la única ni, por supuesto, la mejor. Seguramente cada uno de nosotros tendremos nuestra preferida, esta es la mía. Poco a poco iremos aprendiendo otras formas de hacerlo y algunas salsas para acompañarlo, pero por hoy con esto es suficiente. No hay que abusar. Es preciso ir poco a poco. Además dentro de poco y casi sin darnos cuenta llega el verano y hay que ponerse el bañador, así que de vez en cuando habrá que poner postres ligeros.

PANNA COTTA TRADICIONAL
Ingredientes para 6-8 personas
Para la panna cotta
1litro de nata líquida
un trozo de corteza de naranja
un palito de canela
250 gr. de azúcar
2 dl. de licor de melocotón
10-12 hojas de gelatina sin color ni sabor

Para acompañar
salsa de fresa, melocotón, frambuesa, naranja...etc
salsa de chocolate, café, toffe, menta...etc


Preparación: Remojar las hojas de gelatina en agua fría durante 15 minutos. Poner en un cazo de fondo grueso la nata con la corteza de naranja, el licor de melocotón y el palo de canela y dejar que cueza a fuego suave unos 15 minutos. Pasado este tiempo retirarla del fuego agregar el azúcar y la gelatina bien escurrida, colar y llenar con esta mezcla unos moldes individuales engrasados. Dejarlos en la nevera al menos durante 3 horas. En el momento de servir, desmoldar, emplatar con una de las salsas indicadas y adornar al gusto. Se conserva en la nevera varios días y es mejor hacerlo con la víspera. Es un postre muy sencillo, pero muy rico, es preciso encontrar la cantidad de gelatina adecuada para que quede cremoso y no excesivamente duro, por eso entre 10 y 12 hojas es lo ideal. Lo mejor es que cada uno pruebe a ver cómo le gusta más. El licor también se puede cambiar al gusto, siempre que sea blanco.
En lugar de engrasar los moldes se puede poner en el fondo un poco de caramelo dorado .

4 comentarios:

MARISA o famalap dijo...

UF!!! el verano a la vuelta de la esquina!!! y yo con éstas ganas de seguir haciendo dulces tan ricos!!!
La pannacota es uno de los postres que le tengo muchas ganas de hacer...tengo montones de variaciones, con fresa, con plátano, de café...etc...al final es difícil decidirse por una

tartasacher dijo...

Gracias Marisa. Ahora habrá que ir haciendo postres ligeros, de cara al verano, pero bueno un poco de dulce es sano siempre que no se abuse, pero como de todo, en su justa medida. Besos y gracias por todo

Caminarsingluten dijo...

Muchas gracias por este estupendo Panna cotta, ya que es totalmente apto para celíacos.

A nosotros nos pasa lo mismo que a Marisa, es uno de los postres que tenemos pendientes de hacer y ahora viendo tu estupenda fotografía, nos dan ganas de hacerla ya mismo.

Besotes,

Ana y Víctor.

tartasacher dijo...

La verdad es que hay muchos postres que son aptos para celíacos sin necesidad de modificación alguna. Yo hago esta panna cotta y muchas veces la pongo con salsa de frutas rojas. Tengo otras con cerezas, con queso, con otras frutas. Se pueden variar lo que se quiera, todo depende del gusto y la imaginación. Un beso caminantes.