domingo, 12 de febrero de 2017

CUPCAKES PARA SAN VALENTIN

En estos días todo son corazones,  Los escapares se llenan de ellos y en cuestión de dulces todos sacan sus galas para celebrar el día de los enamorados.  yo he hecho unos sencillos cupcakes para los que apenas hay que emplear  ingredientes o adornos excepcionales.  Quedan muy vistosos y buenísimos.  Lo ideal para compartir con alguien...











CUPCAKES PARA SAN VALENTÍN
Ingredientes para 12 piezas  
150 gr. de harina floja (la normal)
150 gr. de azúcar
1 cucharada de buen cacao en polvo
1 gr. de sal
5 gr. de impulsor 
2 huevos
100 gr.de aceite de girasol 
100 gr. de leche
colorante rojo en pasta el preciso para que queden rojos (lo he puesto más vivo que otras veces)
1/2 cucharadita (2,5 ml.) vinagre de vino blanco
1/2  cucharadita ((2,5 ml.) de  extracto de vainilla  
Para el frosting de queso
150 gr. de queso de untar a temperatura ambiente
200 gr. de mantsquilla a temperatura ambiente
200 gr. de azúcar glas
1/2  cucharadita ((2,5 ml.) de  extracto de vainilla  
1 cucharada de leche (opcional)


Preparación: En un bol mezclar bien los la harina, el azúcar, la sal, el cacao en polvo y la levadura química o impulsor y reservar. En otro batir bien los huevos y añadir poco a poco el aceite, la leche, el vinagre y luego el colorante en pasta. Una vez bien mezclados agregar 1/3 de los ingredientes secos e integrar. Añadir poco a poco el resto de los ingredientes secos, con movimientos envolventes, hasta que estén incorporados, no hace falta batir mucho. Poner la mezcla resultante en una manga pastelera.  Colocar las cápsulas de papel en un molde de 12 cavidades e ir rellenado con la masa puesta en la manga.  Llenamos hasta 3/4 partes.  Hornear a   180-185º  C hasta que al pinchar con una, ésta salga limpia (unos 20 minutos). Desmoldar cuidadosamente y dejar enfriar sobre rejilla. 
Mientras tanto hacer el frosting de queso. Poner en el bol de la batidora la mantequilla  y el queso de untar a temperatura ambiente y trabajar unos momentos.  Seguidamente añadir el aroma de vanilla y el azúcar glas y batir unos minutos, hasta que esté cremoso y homogéneo.  Si es preciso agregar una cucharada sopera de leche.  Cuando esté el frosting hecho,  reservar.  En cada uno de los cupacakes cortar una coronilla y sobre ella con un molde hacer un corazón o un hueco redondo, según prefiramos. Con el trozo sacado hacer un corazón un poco más pequeño y reservar. Sobre las coronillas salpicar azúcar glas y reservar.  Poner una porción de crema de queso sobre el cupcake procurando no llegar hasta los bordes. Colocar la coronilla sobre el cupcake y luego el corazón.  Muy sencillos pero tienen su efecto y no necesitamos ningún material especial ya que los cortes los podemos hacer con un molde redondo y formar luego el corazón con un cuchillo.