lunes, 24 de marzo de 2014

TARTA INVERTIDA DE PLÁTANO Y PIÑA (VERSIÓN DE LA TARTA TATIN)

Hoy he puesto esta versión de la tarta tatin o tarta invertida con una masa un poco más enriquecida aunque se puede hacer igual con hojaldre o masa quebrada.  La he hecho  con esta masa en varias versiones, por ejemplo de manzana y albaricoques secos hidratados y me quedó muy bien, lástima que no me dieron tiempo a hacer la foto.  Esta versión más tropical de plátano y piña es igualmente genial.  El plátano queda delicioso.  Espero os guste. 










TARTA INVERTIDA DE PLÁTANO Y PIÑA (VERSIÓN DE LA TARTA TATIN)
Ingredientes:
Para la masa
50 gr. de  almendra molida
100 gr. de  harina 
75 gr. de  mantequilla , 75 gr. de  azúcar , 1 yema de huevo
Un poco de azúcar avainillado
Un pellizco de sal
Para el relleno
6 plátanos grandes
1 lata de piña en su jugo (8 rodajas) 175 gr. azúcar
50 gr. de  mantequilla
un pellizco de canela
ralladura y zumo ½  limón
6 rodajas de piña en su jugo bien escurridas 

Preparación: Poner en un bol las almendras molidas, la harina, la mantequilla en pomada,  el , azúcar, la yema, la vainilla y la sal.  Mezclar bien.  Es como hacer una masa quebrada, pero más enriquecida. Formar una bola, envolver en film y llevar a la nevera..  Pelar y cortar los plátanos en rodajas gorditas y un poco al biés para que salgan algo más grandes, colocar en una sartén, junto al azúcar, mantequilla, canela, ralladura, zumo de 1/2 limón y cocer a fuego suave 15-20 minutos, removiendo con cuidado varias veces  para que las frutas se caramelicen bien.  Cuando las frutas estén  de un bonito un bonito color caramelo, retirar del fuego.  Engrasar con mantequilla fundida un molde, espolvorear con almendra laminada (opcional) y colocar los plátanos y la piña de la mejor forma posible para que luego al desmoldar queden bien, .apretándolas entre sí y volver a espolvorear almendra. Calentar el horno a 180ºC.  Sobre un papel de horno,  estirar la masa dando la forma del molde.  Llevar la masa con el papel, dar la vuelta y levantar el papel y se irá despegando la masa. Apretar  los bordes bajándolos con la mano y hornear  entre de 20-30 minutos, hasta que la masa esté doradita. Desmoldar en caliente y servir con una salsa de vainilla, nata montada poco azucarada, helado de vainilla…etc.  Puede hacerse con otras frutas que no sean demasiado acuosas porque el éxito de esta tarta está tanto en la masa como en la buena caramelización de la fruta elegida.  Queda deliciosa con albaricoques secos, previamente hidratados. 


1 comentario:

Piluchi recetaspasoapaso dijo...

Hola: ¡que bonita te ha quedado. Crees que con pera quedará bien esta tarta o será demasiada el agua que tienen?.
Me encanta tu blog.
Un abrazo