domingo, 14 de abril de 2013

Cupcakes de vainilla con crema ganache o trufa cocida






Me asomo por aquí después de unos días muy agitados por diversas circunstancias y nada mejor que una reconfortante receta con chocolate.  Unos cupcakes de vainilla con una deliciosa crema ganache. Espero os gusten.  


CUPCAKES DE VAINILLA CON CREMA GANACHE O TRUFA COCIDA
Ingredientes para 12 cupcakes
Para la masa
125 gr. de  mantequilla sin sal
220 gr. de azúcar
3 huevos
200 gr. de harina
8-10 gr. de impulsor o levadura química o polvos de hornear
120 gr. de leche
1 sobre de vainilla líquida  Bourbon (Dr.Oetker) u otra marca

Preparación. Hacemos el bizcocho precalentando el horno a 170º. Mezclar la harina con la levadura química, impulsor o polvos de hornear.  (La harina si se quiere se puede tamizar porque se airea más pero no es imprescindible, sobre todo si es una harina nueva y recién empezada. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se quede en pomada.  Añadir los huevos uno a uno sin dejar de batir.  Una vez incorporados todos los huevos, agregar la mitad de la harina sin dejar de remover; luego agregar la leche y cuando se haya integrado ésta añadir el resto de la harina.  Preparar el molde de los cupcakes con cápsulas a nuestro gusto y llenar en sus 2/3 partes bien con una manga pastelera o con una cuchara de servir helados porque de esta forma ponemos la misma cantidad en todos los cupcakes.  Una vez preparados, cocer a 180º durante 18 minutos.  Verificar  que están hechos pinchando con un palito y retirar del horno.  Dejar enfría sobre rejilla y cuando estén fríos pasar a decorar con la crema ganache o trufa cocida.  Terminar al gusto y listos para comer 

CREMA GANACHE O TRUFA COCIDA
Ingredientes para 1/2 kilo de crema ganache
200 gr. de litro de nata líquida con el 35% de grasa
300 gr. de cobertura negra (chocolate negro para fundir)
1 cucharada de glucosa (opcional)

Preparación: Calentar la nata con la glucosa, si se emplea,  hasta que comience a hervir, entonces contar un minuto y retirar del fuego. Verter sobre la cobertura y trabajar con varillas, hasta que esté bien emulsionado. Dejar reposar en frío durante 24 horas antes de emplear.

Yo en este caso para que quede un poco más consistente he puesto 100 gr. más de chocolate que de nata 

Una vez pasado este tiempo se puede utilizar como relleno de pastelitos, hojaldritos, o se puede montar como trufa con un poco más de nata para que quede más ligera y esponjosa. Entonces se emplea como relleno de tartas, brazos y ponches o incluso con más cantidad de nata como una "mousse de chocolate". También se puede emplear como cobertura de tartas, brazos, troncos, pasteles. Todo lo que podáis imaginar. Es también un estupendo relleno de bombones e ideal para finalizar los cupcakes puesta en una manga pastelera con boquilla rizada gruesa y también para emplear como relleno en nuestras magdalenas decoradas o cupcakes.

Se conserva mucho tiempo, se puede congelar y si se le añaden 100 gr. de mantequilla puestos junto con la cobertura o chocolate, se puede utilizar para hacer pequeños bombones o pequeñas trufas y para relleno de turrones. Al conservarse mucho tiempo y congelarse bien, casi merece la pena hacer más cantidad. También si nos gusta más suave podemos mezclar dos tipos de chocolate negro y con leche.