miércoles, 5 de marzo de 2008

Capuchina


Un dulce que nuestras abuelas con toda su paciencia hacían batiendo y batiendo. Delicado, ligero, sencillo de ingredientes, pero al que hay que darle el punto y que es dulce, dulce como un beso.
Ahora con las modernas batidoras o robots de cocina mucho más sencilla de realizar e igualmente rica.


CAPUCHINA
Ingredientes para 6-8 personas
12 yemas de huevo
1 huevo entero
50 gr. de almidón de maíz (Maizena)
50 gr. del licor deseado
300 gr. de azúcar
200 gr. de agua
1 cucharada de glucosa

Preparación: Batir en el perol de la batidora las yemas con el huevo entero, hasta que estén casi blancas. Entonces agregar manualmente y con mucho cuidado el almidón de maíz. Poner la mezcla en un molde engrasado y cocer al vapor sobre el fuego o en el horno, hasta que al pinchar con una aguja o palito salga limpio. Mientras tanto hacer un almíbar a punto de hebra flojo con el agua, el azúcar, el licor elegido y la glucosa (en lugar de glucosa que se utiliza para castigar el almíbar o que no se cristalice el azúcar, se pueden añadir unas gotas de limón o de vinagre). Cuando la capuchina esté fría sumergir en el almíbar. Dejar que se bañe bien y luego colocar sobre rejilla para que escurra ligeramente. Colocar en una bandeja y si se desea se puede salpicar de azúcar la superficie y quemar con la pala o soplete. También se puede cubrir la superficie con una ligera capa de yema fina, un poco de azúcar y quemar igualmente.

1 comentario:

Maria José dijo...

hola tartasacher!!!
He visto tu post en mi blog y en el tuyo. Claro que me encanta tu página, lo que el otro día cuando me acosté estaban las palmeras y al levantarme antes de irme a trabajar no pusiste nada más, jejeje, pero que si que actualizas, un monton de veces, lo que pasa es que por mi me gustaría que a cada minuto pusieras algo porque me gusta mucho, pero eso es imposible!!!! y lo del slidershow no te preocupes. Se crea en el sitio donde ponemos los textos, las entradas. No creo que te pase nada, pero si no estas segura n lo hagas, a ver si te pasa algo y luego me echas a mi las culpas... jejejejeje... Venga, un beso y hasta luego, que me paso todo el rato por tu blog... Es un vicio como tus dulces!!!